safahermanos

Espiritualidad Sa-Fa

El núcleo vital de la espiritualidad Sa-Fa es el “espíritu de familia”, como fue vivido y presentado por el Hno. Gabriel Taborin: «El espíritu de cuerpo y de familia nace de la caridad y, en consecuencia, de Dios que es la caridad misma. Todos los miembros que componen una Congregación en la que, de verdad, exista este espíritu, tienen un solo corazón y un alma sola; se aman y se ayudan mutuamente, comparten las alegrías, las penas, los éxitos y los fracasos de todos; las atenciones recíprocas y una entrañable fraternidad unifican los espíritus y caracteres más diversos; lo que es de uno pertenece a todos y dejan de tener sentido las palabras «mío» y «tuyo»; cada uno se considera menos que los otros y Dios reina sobre todos… (Circular n° 21, IV, del 2 de julio de 1864.

Fuentes de nuestra espiritualidad

  • La liturgia y la vida sacramental, en particular los sacramentos de la vida cotidiana del cristiano (la Eucaristía y la Reconciliación) y la celebración de la fiesta de la Sagrada Familia.
  • La palabra de Dios, escuchada y meditada a la luz del misterio de Nazaret. Los textos que se refieren a la vida de Jesús, María y José en Nazaret, los evangelios de la infancia de Cristo, y los que se refieren a la fraternidad y a la familia en la Biblia merecen una mayor atención.
  • La oración personal y comunitaria, con la memoria de la Sagrada Familia y algunas oraciones propias (invocaciones a la Sagrada Familia, cantos y oraciones). Existen también algunos símbolos y objetos creados para expresar la espiritualidad (el cuadro de la Sagrada Familia, el escudo, etc).
  • La vida y las enseñanzas de la Iglesia, en particular las que se refieren a la vida consagrada, la familia, la educación cristiana, la catequesis, la liturgia, etc.
  • La vida del Hno. Gabriel Taborin (su carisma, sus escritos) y la vida del Instituto de los Hermanos de la Sagrada Familia y de la Familia Sa-Fa (su historia, los lugares y culturas en los que vive y se encarna hoy).

Contenidos de nuestra espiritualidad

  • La imagen de Dios. El punto focal de la espiritualidad, que es el misterio de Nazaret, lleva a ver en Dios la comunidad de amor que es la Santísima Trinidad. La relación entre la Sagrada Familia, la Trinidad divina y la comunidad cristiana es esencial.
  • El misterio de Nazaret. La vida de Jesús, María y José formando una familia en Nazaret revela el aspecto familiar y cotidiano del misterio de la encarnación. El misterio de Nazaret está en relación con todos los otros misterios de la vida de Cristo (vida pública, muerte y resurrección) y de la vida cristiana.
  • La Iglesia como familia de Dios. A la imagen de Dios-Trinidad como familia, corresponde la de la Iglesia como familia de los hijos de Dios. Vivir en la Iglesia es entrar en relación con todas sus componentes y contribuir a su crecimiento, hasta reunir a todos los hijos de Dios dispersos.
  • Una mirada sobre el mundo. La espiritualidad Sa-Fa lleva a ver el mundo como lugar donde habita la gran familia de los hijos de Dios, donde empieza a construirse su Reino, y a valorar la diversidad de culturas.
  • La existencia cristiana inspirada por el misterio de Nazaret. La tradición espiritual del Instituto, contemplando el cuadro de la Sagrada Familia, ha sintetizado la vida cristiana en estas tres dimensiones.

Familia Sa-Fa

La Familia Sa-Fa dispone también de algunos métodos y formas de trabajo, vividos y experimentados a lo largo del tiempo en el Instituto de los Hermanos de la Sagrada Familia:

  • El esfuerzo por vivir la vida cotidiana en todas sus dimensiones a la luz del “espíritu de familia”.
  • La lectura y meditación de la Palabra de Dios desde el misterio de Nazaret.
  • La interpretación y discernimiento de los signos de los tiempos “con ojos nazarenos”.
  • La construcción de la comunidad (grupo, familia) a través de la reunión comunitaria y el proyecto de vida.
  • La formación según el carisma del Instituto, según las Guías de formación.